• Un único Dios ISBN 9789873324383, y El observador ISBN 9789873324376
  • por Alberto Canen, todos los derechos reservados, copyright 2010-2018
  • Buenos Aires, Argentina
  • editor@albertocanen.com
Home El Genesis El origen del monoteismo El Diluvio Abraham Los hebreos en Egipto El Exodo Jueces Reyes La diaspora El Mesias Librerias Preguntas frecuentes sobre espiritualidad Preguntas frecuentas acerca de los libros Articulos de Genesis y Ciencia Libros electronicos Audio libro Solicite su copia impresa Permisos licencias y limitaciones Prensa El autor Contáctenos

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido

El por que del origen del pueblo judio


El origen del pueblo judío, y su motivo de ser
La humanidad había tomado el camino herrado del politeísmo y la adoración a falsos dioses e ídolos de piedra, por ello, Dios crea un pueblo elegido, especialmente, para realizar la tarea de erradicar la visión equivocada de creer que las facetas aisladas de la divinidad eran dioses independientes, cuando en realidad simplemente eran caras, aspectos, del único Dios.
Para ello Dios crea a este pueblo elegido, el pueblo hebreo, quién se encargará de tan duro trabajo y preparará el terreno para la llegada del Mesías...

Compartir Seguir leyendo

Adan y Eva los primeros del pueblo elegido


Adán y Eva, los primero seres del pueblo judío

Adán y Eva no son los primeros seres de la humanidad sino los primeros del pueblo elegido.

Estos son los únicos que tienen conciencia del bien y del mal por haber comido del fruto prohibido del árbol de la ciencia del bien y del mal. Este hecho, que parece nimio, en realidad hace que ellos, y su descendencia, sean los únicos capaces de comprender inicialmente a Dios. Es por ello que Dios los crea con el fin de dar origen a su pueblo elegido, elegido justamente para sembrar el monoteísmo y preparar el terreno para el siguiente paso, la llegada del Mesías, llegada que va a cambiar a la humanidad a tal punto que luego de Él el tiempo será dividido en antes y después de Cristo.

Es interesante observar como, en el Antiguo Testamente, hay una sensible necesidad imperiosa de mantener la pureza del pueblo elegido, evitando a toda costa que se mezcle con los otros pueblos. ¿Cuál es el motivo de no mezclarse? ¿ cual es el motivo de mantener la genealogía pura?, el motivo es el de no tener sangre extraña en la genealogía del Mesías. El Mesías debe ser judío, el Mesías debe ser parte del pueblo elegido, por que el Mesías desciende de aquellos que probaron el fruto prohibido y por ello tienen el conocimiento y la conciencia. Una conciencia y conocimiento que luego de Jesús sería para todos, para toda la humanidad, ya no sólo para los hebreos sino para todos los pueblos, esos otros pueblo que ya existían cuando Adán y Eva fueron creados y enviados fuera del Edén.

Compartir Seguir leyendo

Monoteismo - Politeismo


Monoteísmo - Politeísmo
Monoteísmo sería un sólo Dios y politeísmo sería muchos dioses.
Hasta ahí estamos de acuerdo.
Ahora bien, si tenemos en cuenta que siempre existió un único Dios, que Dios es uno sólo, ¿de dónde salió el politeísmo?, ¿cual es su origen?
Si, el origen del politeísmo se encuentra en la humanidad primigenia, primitiva. Esa humanidad que reconoce que existe una fuerza allí afuera, fuera de sí misma, que identifica como Dios, como el creador, como el regente.
El asunto es que en una primera instancia estos hombres primitivos, sobre todo primitivos espiritualmente, identifican en cada fuerza de la naturaleza, en cada astro, en cada cosa que no pueden entender, a un dios, y por lo tanto, en vez de tener un solo dios, tienen cientos. Unos se ocupan de una cosa, otros de otras, unos son mas fuertes que otros, unos masculinos, otros femeninos, etc., etc., etc.

Compartir Seguir leyendo

El mandato del monoteismo, un unico Dios


La humanidad, en la antigüedad, fue naturalmente politeísta. ¿Por qué digo naturalmente?, por que era más sencillo para ese hombre-niño, espiritualmente, pensar que cada fuerza de la naturaleza era un dios.

Como él no podía comprender aún, que lo que en realidad percibía eran facetas de Dios, facetas de la divinidad, caras de la divinidad, por decirlo así, entonces le daba a cada fuerza, cada astro, el nombre de un dios, que además tenía determinadas características y realizaba cierta tarea en el concierto de su cosmovisión.

Esto no ocurrió de la misma manera en todas parte del planeta, por ejemplo: mientras India y China ya concebían la idea de un único dios, en la Mesopotamia los hebreos realizaban la mas tremenda persecución a los idólatras, politeístas, jamás vista.

El politeísmo podría concebirse como el jardín de infantes de la escuela de la humanidad, y el monoteísmo algo así como un paso de grado, aunque no podríamos por eso pensar que ya somos adultos, y que nos hayamos graduado, todo lo contrario, aún nos falta mucho camino espiritual por recorrer. Este camino siempre es grupal, y en ese grupo pueden existir unas conciencias mas adelantadas que otras.

El avance espiritual, aunque es individual, también en un punto es grupal, ya que todos somos partes de las creencias de un grupo, y Dios nos va dando las pautas de los avances a todos, grupalmente.

Compartir Seguir leyendo

 Registros 1 a 4 de 4

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido