• Un único Dios ISBN 9789873324383, y El observador ISBN 9789873324376
  • por Alberto Canen, todos los derechos reservados, copyright 2010-2018
  • Buenos Aires, Argentina
  • editor@albertocanen.com
Home El Genesis El origen del monoteismo El Diluvio Abraham Los hebreos en Egipto El Exodo Jueces Reyes La diaspora El Mesias Librerias Cordero de Dios Preguntas frecuentes sobre espiritualidad Preguntas frecuentas acerca de los libros Articulos de Genesis y Ciencia Libros electronicos Audio libro Solicite su copia impresa Permisos licencias y limitaciones Prensa El autor Contáctenos

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido

¿Que sucede con el pueblo de Israel mientras está en Egipto?


Primero creo que debemos comprender por qué Dios elige a Egipto para oprimir al pueblo elegido.
Egipto era la nación más poderosa de esa zona, los más avanzados, eran un referente.
Cualquier cosa que les ocurriera sería vista por el resto de los pueblos de la zona.
Los dioses de los egipcios -se suponía- eran muy poderosos ¿quién se atrevería a ir contra ellos? Así que si había que hacer alguna acción para llamar la atención debía hacerse con ellos, los egipcios.
Así que Dios pone setenta personas del pueblo de Israel en Egipto y saca un ejército de seiscientos mil personas cuatro cientos años después.
¿Por qué ejército? Porque cuando el pueblo de Israel sale de Egipto sale con la tarea de arrasar los pueblo politeístas. Los cuarenta años en el desierto fueron de tierra arrasada y de autopurificación. ¿Por que autopurificación? Porque en esos cuarenta años Dios limpió también a su gente, a su pueblo elegido, ya que los hebreos también intentaron volver al politeísmo en algunas ocaciones.
Para cuando llegaron a  la tierra prometida ya no quedaba ninguno de los que habían salido de Egipto.
El ejército de Dios que sale de Egipto estaba muy contaminado con las creencias egipcias y debía estar purificado para ingresar a la tierra prometida.
Los cuatrocientos años que el pueblo de Israel permanece en Egipto sirven para hacerlo crecer, endurecerlo, ocupar gran cantidad de tareas que los egipcios dejaron de realizar, y para cuando salieron al desierto Egipto quedó a la deriva, arruinados por las plagas y sin mano de obra. Seguramente fue tan devastador el efecto de las plagas cómo el ya no tener al pueblo de Israel como mano de obra. Y todo en unos pocos días.
El plazo de tiempo fue tan corto que Egipto no pudo amoldarse al a nueva situación. Es muy probable que el efecto se haya sentido por muchos años.

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido