• Un único Dios ISBN 9789873324383, y El observador ISBN 9789873324376
  • por Alberto Canen, todos los derechos reservados, copyright 2010-2018
  • Buenos Aires, Argentina
  • editor@albertocanen.com
Home El Genesis El origen del monoteismo El Diluvio Abraham Los hebreos en Egipto El Exodo Jueces Reyes La diaspora El Mesias Librerias Cordero de Dios Preguntas frecuentes sobre espiritualidad Preguntas frecuentas acerca de los libros Articulos de Genesis y Ciencia Libros electronicos Audio libro Solicite su copia impresa Permisos licencias y limitaciones Prensa El autor Contáctenos

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido

Quinta plaga de Egipto


Vino la quinta plaga en Egipto.
Moisés de nuevo fue a ver al faraón, y le pidió que los dejara salir, y el faraón se negó, y Dios envió la plaga.
Esto empieza a parecerse a un trámite. Pero, bueno, era necesario.
En esta oportunidad, todo el ganado de los egipcios murió, pero no el de los israelitas: otra vez la plaga distingue lo que es de los egipcios de los que es de los israelitas.

"Yahveh dijo a Moisés: "Preséntate a Faraón y dile: Así dice Yahveh, el Dios de los hebreos: "Deja salir a mi pueblo para que me den culto". Si te niegas a dejarles salir y los sigues reteniendo, mira que la mano de Yahveh caerá sobre tus ganados del campo, sobre los caballos, sobre los asnos, sobre los camellos, sobre la vacadas y sobre las ovejas; habrá una grandísima peste. Pero Yahveh hará distinción entre el ganado de Israel y el ganado de los egipcios, de modo que nada perecerá de lo perteneciente a Israel". Y Yahveh fijó el plazo, diciendo: "Mañana hará esto Yahveh en el país". Al día siguiente cumplió Yahveh su palabra y murió todo el ganado de los egipcios; mas del ganado de los israelitas no murió ni una sola cabeza. Faraón mandó hacer averiguaciones, y se vio que del ganado de Israel no había muerto ni un solo animal. Sin embargo, se endureció el corazón de Faraón y no dejó salir al pueblo." (Éxodo 9:1-7)

¿Se imaginan el daño que esto les causó a los egipcios? ¡Todo el ganado había muerto!, eso debió ser un tremendo retroceso para ellos, una pérdida económica muy importante para su país.

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido