• Un único Dios ISBN 9789873324383, y El observador ISBN 9789873324376
  • por Alberto Canen, todos los derechos reservados, copyright 2010-2018
  • Buenos Aires, Argentina
  • editor@albertocanen.com
Home El Genesis El origen del monoteismo El Diluvio Abraham Los hebreos en Egipto El Exodo Jueces Reyes La diaspora El Mesias Librerias Cordero de Dios Preguntas frecuentes sobre espiritualidad Preguntas frecuentas acerca de los libros Articulos de Genesis y Ciencia Libros electronicos Audio libro Solicite su copia impresa Permisos licencias y limitaciones Prensa El autor Contáctenos

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido

Adan y Eva los primeros del pueblo elegido


Adán y Eva, los primero seres del pueblo judío

Adán y Eva no son los primeros seres de la humanidad sino los primeros del pueblo elegido.

Estos son los únicos que tienen conciencia del bien y del mal por haber comido del fruto prohibido del árbol de la ciencia del bien y del mal. Este hecho, que parece nimio, en realidad hace que ellos, y su descendencia, sean los únicos capaces de comprender inicialmente a Dios. Es por ello que Dios los crea con el fin de dar origen a su pueblo elegido, elegido justamente para sembrar el monoteísmo y preparar el terreno para el siguiente paso, la llegada del Mesías, llegada que va a cambiar a la humanidad a tal punto que luego de Él el tiempo será dividido en antes y después de Cristo.

Es interesante observar como, en el Antiguo Testamente, hay una sensible necesidad imperiosa de mantener la pureza del pueblo elegido, evitando a toda costa que se mezcle con los otros pueblos. ¿Cuál es el motivo de no mezclarse? ¿ cual es el motivo de mantener la genealogía pura?, el motivo es el de no tener sangre extraña en la genealogía del Mesías. El Mesías debe ser judío, el Mesías debe ser parte del pueblo elegido, por que el Mesías desciende de aquellos que probaron el fruto prohibido y por ello tienen el conocimiento y la conciencia. Una conciencia y conocimiento que luego de Jesús sería para todos, para toda la humanidad, ya no sólo para los hebreos sino para todos los pueblos, esos otros pueblo que ya existían cuando Adán y Eva fueron creados y enviados fuera del Edén.

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido