• Un único Dios ISBN 9789873324383, y El observador ISBN 9789873324376
  • por Alberto Canen, todos los derechos reservados, copyright 2010-2018
  • Buenos Aires, Argentina
  • editor@albertocanen.com
Home El Genesis El origen del monoteismo El Diluvio Abraham Los hebreos en Egipto El Exodo Jueces Reyes La diaspora El Mesias Librerias Cordero de Dios Preguntas frecuentes sobre espiritualidad Preguntas frecuentas acerca de los libros Articulos de Genesis y Ciencia Libros electronicos Audio libro Solicite su copia impresa Permisos licencias y limitaciones Prensa El autor Contáctenos

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido

El mandato del monoteismo, un unico Dios


La humanidad, en la antigüedad, fue naturalmente politeísta. ¿Por qué digo naturalmente?, por que era más sencillo para ese hombre-niño, espiritualmente, pensar que cada fuerza de la naturaleza era un dios.

Como él no podía comprender aún, que lo que en realidad percibía eran facetas de Dios, facetas de la divinidad, caras de la divinidad, por decirlo así, entonces le daba a cada fuerza, cada astro, el nombre de un dios, que además tenía determinadas características y realizaba cierta tarea en el concierto de su cosmovisión.

Esto no ocurrió de la misma manera en todas parte del planeta, por ejemplo: mientras India y China ya concebían la idea de un único dios, en la Mesopotamia los hebreos realizaban la mas tremenda persecución a los idólatras, politeístas, jamás vista.

El politeísmo podría concebirse como el jardín de infantes de la escuela de la humanidad, y el monoteísmo algo así como un paso de grado, aunque no podríamos por eso pensar que ya somos adultos, y que nos hayamos graduado, todo lo contrario, aún nos falta mucho camino espiritual por recorrer. Este camino siempre es grupal, y en ese grupo pueden existir unas conciencias mas adelantadas que otras.

El avance espiritual, aunque es individual, también en un punto es grupal, ya que todos somos partes de las creencias de un grupo, y Dios nos va dando las pautas de los avances a todos, grupalmente.

Descarga el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen

El genesis y la ciencia

Descarga el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen

La biblia y el pueblo elegido